Centro Virtual

Artículos de Especialistas


 incluir sub secciones    
Para maestros

Juego en los sectores

Los “sectores” “áreas” o “rincones” de las aulas de los Centros de Educación Inicial, fueron originariamente concebidos para brindar a los niños y niñas la oportunidad de realizar un juego espontáneo al inicio de la jornada diaria, como un momento previo de ambientación a las tareas dirigidas a realizarse posteriormente.

Actualmente los sectores, han recobrado singular significado en corrientes pedagógicas activas y participativas, las que valoran el trabajo grupal de los pequeños, aprovechando significativamente su tendencia lúdica que permanentemente los impulsa a realizar actividades placenteras, haciendo del juego una de las principales formas de aprender.

El aprovechamiento de esta actividad lúdica con un carácter pedagógico es lo que complementa el concepto del período JUEGO – TRABAJO, vale decir, que los objetivos, las metas o productos deseables a conseguir a través del juego infantil, propuestos por los niños y la maestra son los que constituyen el período de juego trabajo, en el aula.

El juego que organizan y realizan los niños en este momento surge en un espacio general, en el cual los sectores están implementados con materiales de acuerdo a los intereses de los niños de tres, cuatro y cinco años, donde el tiempo que dedican a esta actividad, está marcado igualmente, de acuerdo a estos intereses.

La maestra que decide aplicar JUEGO – TRABAJO debe tener muy en claro los conceptos que definen a una metodología activa, reconociendo que el centro de la acción educativa es el niño o la niña, él o ella son los gestores de su propio aprendizaje. En este proceso se privilegia el juego individual y grupal, sus posibilidades de organización a través del mismo, donde la opinión de los pequeños es el elemento fundamental en la programación y reprogramación de actividades.

Niños, maestra, espacio, materiales y tiempo interactúan permanentemente en un ambiente democrático de JUEGO – TRABAJO y los momentos metodológicos: Planificación, desarrollo, evaluación y orden no se dan estáticamente, sino que conforman una estructura dinámica brindando múltiples oportunidades de aprender en forma integrada y logrando un destacado desarrollo de habilidades y capacidades de las diferentes áreas del currículum.

El compartir las tareas que demanda el trabajo de un proyecto en común, el contrastar acuerdos y diferencias, la libre manipulación de los materiales en un espacio cómodo y seguro y contar con el tiempo adecuado para ejecutar lo planificado, dan la oportunidad al niño o la niña de realizar actividades donde participa directamente, haciendo del aprendizaje una tarea individual e interna, que se apoya en la docente sólo cuando es necesario.

Si concebimos a la educación como un fenómeno social dinámico y por lo tanto cambiante, que anime a niños y docente a ensayar, tantear, (sin miedo al error) alternativas activas y dinámicas científicamente fundamentadas, estaremos en condiciones de aplicar JUEGO – TRABAJO como una propuesta metodológica para el aprendizaje significativo.


Autor:  Elvira Paredes, profesora de Educación Inicial